5 Tendencias legales corporativas a seguir en 2022

Un nuevo año siempre conlleva cambios. Y aunque debemos dejar dejar atrás en 2021, hay nuevas tendencias y temas que nos esperan, especialmente para los departamentos jurídicos de las empresas.

5 Corporate Legal Trends to Watch in 2022

Desde la evolución de la tecnología legal hasta el aumento de las operaciones legales, hay numerosos desafíos y oportunidades por delante para los equipos legales. La elaboración de estrategias puede ayudar a estos actores clave a prepararse para lo que está por venir, y llevar ese impulso en 2022.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LOS DEPARTAMENTOS JURÍDICOS

Al salir de la pandemia, la relación del departamento jurídico con la tecnología ha cambiado. En los últimos 18 meses, el departamento jurídico interno se ha familiarizado significativamente con las herramientas virtuales, junto con el trabajo remoto e híbrido.

Este cambio ha llegado para quedarse. A medida que los abogados generales se familiarizan con la automatización y otras eficiencias impulsadas por la tecnología, buscan aún más formas de aumentar la productividad. Según los analistas de mercado Gartner, los departamentos jurídicos habrán triplicado su gasto en tecnología para el año 2025 y representarán el 12% de todo el presupuesto interno.

Informes, cumplimiento normativo, gestión de riesgos, gestión de litigios y disputas: ningún área de las operaciones jurídicas permanecerá ajena a la tecnología. Esta nueva mentalidad impulsada por la tecnología está revolucionando la forma en que los departamentos jurídicos invierten su tiempo y recursos, con numerosos y poderosos beneficios para su productividad, cumplimiento y gobernanza general.

AUTOMATIZACIÓN DE CONTRATOS

Una faceta crítica de la cresta de la ola digital es la automatización. Delegar muchos procesos en la tecnología automatizada libera a los equipos jurídicos y supone un importante ahorro de tiempo y costes.

La automatización puede ser extremadamente beneficiosa en la gestión de contratos, archivando las cuentas cerradas y supervisando la actividad en curso durante todo el ciclo de vida del contrato. El uso de una herramienta de gestión de contratos mantiene todos los materiales juntos en un centro seguro que clasifica automáticamente los documentos, hace un seguimiento de los plazos y envía alertas.

La incorporación de este tipo de flujo de trabajo en el departamento jurídico no sólo ahorra tiempo. Puede hacer que todo el equipo sea más eficiente al reducir los errores humanos, mejorar la prestación de servicios y reducir los riesgos.

EL AUGE DE LAS LEGAL OPS (OPERACIONES LEGALES)

Ya se han convertido en un pilar de los departamentos jurídicos en Norteamérica, las legal OPS (operaciones jurídicas) se integran cada vez más en los equipos jurídicos internos en Europa para reforzar la estrategia organizativa y el movimiento hacia una mayor transformación digital.

La mejor manera de considerar las operaciones legales es como un sistema de apoyo para los abogados internos. Su función es impulsar la eficiencia a través de la mejora de la planificación, la presupuestación y la adopción de la tecnología. Algunas empresas pueden contratar a un único responsable de operaciones jurídicas, mientras que otras cuentan con un equipo completo dirigido por el director de operaciones jurídicas (CLOO).

Según una encuesta reciente de la Association of Corporate Counsel, el 61% de los departamentos jurídicos emplean ahora al menos a un profesional de operaciones legales, en comparación con solo el 21% en 2015. De los directores jurídicos encuestados para el estudio, el 13% indicó que espera contratar más personal de operaciones legales en el futuro inmediato.

A medida que la tecnología legal toma protagonismo, el papel de los operadores legales está ganando más importancia. Su enfoque multidisciplinario y centrado en el negocio significa que estos empleados son fundamentales para maximizar los recursos y racionalizar los departamentos jurídicos para aumentar la productividad.

PRESUPUESTOS LEGALES CADA VEZ MÁS AJUSTADOS

El afán por recortar costes no es nada nuevo, pero en 2022 es probable que los departamentos jurídicos redoblen sus esfuerzos por eliminar las ineficiencias para ajustar sus gastos.

Después de un año de graves trastornos en el mercado, las empresas estarán especialmente deseosas de ahorrar donde puedan y los departamentos jurídicos no escaparán al escrutinio presupuestario. Una vez más, los servicios jurídicos desempeñarán un papel destacado en la consecución de estos ahorros, utilizando herramientas digitales para identificar áreas de mejora.

Esto requerirá un enfoque renovado en la analítica legal, mirando los datos para establecer KPIs, seguir el rendimiento y asegurar que se cumplan los objetivos.

LOS DEPARTAMENTOS JURÍDICOS SE CONVIERTEN EN ACTORES ESTRATÉGICOS

Se espera que los asesores jurídicos asuman un papel más estratégico en el futuro, involucrándose activamente en la toma de decisiones y la planificación ejecutiva.

Es probable que los equipos jurídicos internos profundicen en su compromiso con el consejo de administración, pasando a desempeñar un papel consultivo y a intervenir en cuestiones de gobierno corporativo más amplias, como las preocupaciones en materia de generación de ingresos, los asuntos laborales, las operaciones empresariales, la ciberseguridad y el cumplimiento normativo.

PREPARÁNDOSE PARA EL FUTURO

Ya iniciado el año 2022, todavía hay mucha incertidumbre mientras Europa lucha por salir de la pandemia. Sin embargo, como cada año, la productividad será el principal motor de las tendencias del sector.  La tecnología será, sin duda, el viento de cola más importante, a medida que surjan nuevas herramientas que ayuden a los equipos jurídicos a reducir el riesgo, alcanzar los objetivos y obtener mayores ahorros.

DiliTrust Governance ofrece una completa solución SaaS para los departamentos jurídicos que buscan maximizar sus recursos y eliminar las ineficiencias. Las herramientas intuitivas, colaborativas y ultraseguras incluyen la gestión de entidades jurídicas, la gestión de litigios, la gestión de contratos y el archivo de documentación.

Ahora es el momento de planificar y prepararse para lo que nos espera en 2022. La adopción temprana de las soluciones líderes del sector ayudará a los equipos jurídicos a ser más resistentes para que puedan seguir siendo ágiles ante las olas previstas y las borrascas inesperadas.