7 beneficios de un buen gobierno corporativo para las empresas

El gobierno corporativo en las organizaciones es un tema controvertido. Existen diferentes escuelas de pensamiento sobre el gobierno corporativo. El término «gobierno» suele hacer referencia al método o las prácticas empleadas por una organización o país para gestionar los asuntos al más alto nivel. Así, el gobierno corporativo solo puede gestionarse al más alto nivel de las organizaciones.

Por esta razón, solo es posible implementar un buen gobierno corporativo mediante sistemas y políticas que garanticen la repetibilidad y la coherencia de los procesos. El más alto nivel de autorización de la empresa debe poder aplicar políticas transparentes, responsables y eficaces. A su vez, esto influye positivamente en la productividad y los resultados generales de la empresa y es una de las principales razones por las que un buen gobierno corporativo es un beneficio significativo para el éxito de la organización.

Un buen gobierno corporativo no solo favorece la reputación de la empresa, sino que también tiene varios beneficios para su crecimiento. Los empleados, las partes interesadas, los accionistas y otros grupos de interés pueden estar seguros de que la organización está en buenas manos al más alto nivel cuando se considera un buen gobierno corporativo.

Los beneficios de un buen gobierno corporativo para cualquier organización no deben exagerarse. Un buen gobierno corporativo es esencial, ya que es un factor clave para el cumplimiento de los objetivos y las aspiraciones de la organización. A continuación, exponemos algunos de los beneficios derivados de un buen gobierno corporativo. 

  1. Procesos eficientes

Para empezar, un buen gobierno corporativo garantiza la coherencia y la repetibilidad en una empresa. A su vez, la productividad y la eficiencia general de la organización se ven mejoradas.

  1. Visibilidad de los errores

A continuación, cuando la organización adopta los principios de buen gobierno corporativo, la transparencia y la responsabilidad se convierten en la consigna. De este modo, los miembros del Consejo de Administración pueden detectar rápidamente los errores que pueden afectar a la organización. La equidad entre los miembros del consejo también permite compartir abiertamente experiencias y opiniones. Esto permite contar con una estructura corporativa fiable y a prueba de errores.

  1. Operaciones más fluidas

Si todos los miembros del consejo de administración trabajan unidos, las operaciones son más fluidas. Las características de un buen gobierno corporativo garantizan que los miembros del Consejo de Administración colaboren recíprocamente en sus decisiones. Esto ahorra tiempo para otros debates esenciales de la empresa, asegurando así que las operaciones son más rápidas y adecuadas.

  1. Buena reputación

El resultado global de un buen gobierno corporativo son unos productos y servicios adecuados. Esto lleva a unos buenos resultados corporativos y poder optar a liderar el mercado. La reputación de una organización puede sumar o restar, y un buen gobierno corporativo garantiza lo primero.

  1. Claridad

Por otro lado, todas las organizaciones afrontan problemas antes o después. Pero una organización con prácticas de buen gobierno corporativo puede afrontar más fácilmente estos problemas. Se reduce el impacto del mercado y, muy a menudo, el riesgo se contiene a nivel interno.

  1. Sostenibilidad financiera  

Un buen gobierno corporativo reduce significativamente la amenaza de problemas de seguridad, legales, de rendimiento y de garantías que pudieran afectar a la organización. Por ello, la empresa puede reducir los gastos innecesarios y destinar más gasto a cuestiones de crecimiento. También garantiza que las partes interesadas, los accionistas, los clientes, el personal y los miembros del Consejo de Administración, entre otros, tengan garantías financieras.

  1. Respuesta eficaz al entorno

Por último, el mundo de la empresa hoy en día vive en un entorno de constante . El proceso de comprender estos cambios no se produce por casualidad. Se necesita liderazgo, compromiso y recursos por parte del órgano de gobierno. Así los beneficios de un buen gobierno corporativo se reflejan en unos buenos patrones de respuesta de los departamentos corporativos a los cambios del entorno.

Por qué las organizaciones deben adoptar prácticas de BUEN GOBIERNO CORPORATIVO

En conclusión, los beneficios del buen gobierno deberían resultar atractivos para todas las organizaciones y todos sus niveles de autoridad. Son un factor de la sostenibilidad empresarial, así como de rentabilidad. También crean una imagen de reputación y una cultura saludable dentro de la organización. Para cualquier organización que pretenda adoptar principios de buen gobierno corporativo los nueve principios más importantes son responsabilidad, transparencia, orientación al consenso, capacidad de respuesta, participación, eficacia y eficiencia, equidad, estado de derecho y visión estratégica.

Las prácticas de buen Gobierno en España

Hemos publicado dos informes de fondo sobre el gobierno corporativo en España. El primero trata de los deberes, obligaciones y responsabilidades de los consejos según la ley española. El segundo trata de la revisión de 2020 del Codigo de Buen Gobierno de la sociedades cotizadas en España (“CBG”). No dudad en descargarlos.