Solicite una demostración

Digitalización Gobierno corporativo Seguridad Noticias Entrevistas y testimonios Glosario Compliance Tecnología
Gobierno corporativo

La gobernanza de las startups: un elemento esencial para el éxito sostenible

Los empresarios suelen pasar por alto la gobernanza de las startups como prioridad hasta que es demasiado tarde. La mayoría de las startups tienen objetivos similares: innovar en productos y servicios, encontrar y mantener clientes de calidad, mantener unas finanzas sólidas y mantenerse fieles a la idea original para la que se fundó, llevando una idea desde su concepción hasta su puesta en práctica. Las startups pueden construirse sobre ladrillos sólidos; sin embargo, sin una gobernanza adecuada, es sólo cuestión de tiempo que la estructura de la startup se desmorone. Startup Governance : An Essential Foundation for Success La cultura de las startups se ha puesto patas arriba en los últimos años por los fallos de gobierno corporativo de las grandes empresas tecnológicas denominadas "unicornio". Algunos de estos ejemplos de mal gobierno corporativo son WeWork, Uber y Theranos. Las consecuencias financieras para los inversores fueron enormes. Como resultado, tanto los inversores ángeles como los inversores en medio ambiente, sociedad y gobierno (ES&G) ahora examinan de cerca incluso las prácticas de gobierno de las empresas tecnológicas más prometedoras. Ahora, más que nunca, las empresas emergentes tienen que asegurarse de que sus mejores prácticas de gobierno corporativo pueden resistir un examen riguroso. Lo mejor es hacer esto cuando la startup se forma inicialmente para evitar que los malos hábitos se arraiguen. Una startup es tradicionalmente una empresa que se centra en la creación de una nueva pieza de tecnología o servicio digital. Por lo general, se basa en un concepto para una aplicación, un servicio digital o un software en la nube. En el fondo, se trata de crear algo completamente nuevo. Normalmente, el periodo de innovación se financia con inversiones de "runway" proporcionadas por inversores ángeles, y la intención final es el despliegue del producto y la salida a bolsa de la empresa. El sueño de la mayoría de los propietarios de startups es convertirse en un unicornio, es decir, una startup con una valoración previa a la salida a bolsa que supera los mil millones de dólares.

Donde los unicornios no han podido volar

Hace tan sólo cinco años, se perdonaba a las startups que no practicaran un gobierno corporativo sólido, ya que se argumentaba que las normas y procesos estrictos podían obstaculizar la parte más importante de una startup: la innovación. Esta actitud parece haberse confirmado en muchas de las primeras historias de empresas tecnológicas, incluido el despido de Steve Jobs, su fundador, por parte del consejo de administración de Apple, lo que tuvo graves consecuencias para la dirección de la empresa en sus primeros años sin él al frente.  Sin embargo, esta renuncia a las reglas de gobierno estándar condujo al desarrollo de prácticas y culturas empresariales que llevarían a las OPVs fallidas de algunos unicornios particularmente prominentes: WeWork, Uber y Lyft. El número de problemas que tuvieron estas empresas y que condujeron a sus espectaculares fracasos en la oferta pública inicial es demasiado amplio, pero la mayoría puede resumirse en tres palabras: mal gobierno corporativo. En el caso de Uber, por ejemplo, no hay forma de que ningún consejo de administración sensato haya permitido que la empresa, valorada entonces en 80.000 millones de dólares, declare en su presentación S-1 que es posible que nunca gane dinero.

Ejemplos de buen gobierno corporativo en tecnología

En cuanto a los buenos ejemplos de gobierno corporativo en la tecnología, no hay muchos. Los fantásticos fracasos de los unicornios tecnológicos acaparan mucho más la atención de los medios de comunicación y del público que los éxitos que avanzan adecuadamente. Entre las empresas que han conseguido aplicar principios sólidos se encuentra GoPuff, que ha situado las mejores prácticas de gobierno corporativo en la vanguardia de su modelo de negocio. Sin embargo, hay mucho más material disponible en el ámbito académico. Las mejores prácticas de gobierno corporativo son en su mayoría inmutables y abarcan todos los sectores de la industria. El gobierno corporativo de las startups que actualmente dependen del capital riesgo para financiar las actividades previas a la salida a bolsa requiere algunos retoques, como señala Elizabeth Pollman en su artículo sobre el gobierno de las startups para el Foro sobre Gobierno Corporativo de la Facultad de Derecho de Harvard. Hay algunas divergencias importantes respecto a lo "habitual", como el hecho de que los inversores de capital riesgo suelen formar parte del consejo de administración y que la gobernanza cambia a medida que la empresa crece con el tiempo. Si realmente quieres profundizar en las mejores prácticas específicas para una startup, descarga su documento de investigación sobre el gobierno de las startups. Luc Sterckx es director internacional certificado por el INSEAD y miembro de varios consejos de administración internacionales. Es autor de un libro sobre el gobierno corporativo en las empresas emergentes y ofrece algunas ideas sobre las diferencias con los negocios habituales. Señala cuatro "equilibrios" que son necesarios en este espacio:
  1. Equilibrio entre el corto y el largo plazo
  2. Equilibrio entre fundadores/directivos y accionistas externos
  3. Equilibrio financiero; la empresa debe financiar las necesidades de capital a largo plazo con préstamos y fondos propios
  4. Equilibrio entre el espíritu emprendedor e innovador y las mejores prácticas empresariales
Además de estas consideraciones especiales, los consejos de administración de las empresas tecnológicas deberían aplicar las mejores prácticas universales de gobierno corporativo. Estos pueden incluir:
  • Crear un consejo de administración diverso, tanto en género como en raza
  • Selección de directores con un rico bagaje de diferentes tipos de habilidades y experiencia
  • Transparencia y comunicación periódica entre la dirección y el consejo de administración, y las partes interesadas
  • Prácticas en las reuniones del consejo de administración, levantando actas, fomentando la participación

La tecnología puede consagrar las buenas prácticas de gobierno corporativo

Corregir los problemas de gobierno corporativo puede ser una tarea de enormes proporciones. Sin embargo, las empresas pueden cultivar prácticas de buen gobierno corporativo utilizando la tecnología para apoyarlas en sus procesos de toma de decisiones. 

published on 21/07/2022