La innovación en el corazón de la transformación digital de las direcciones jurídicas

En el actual mundo de los negocios y las tecnologías digitales, las importantes exigencias en materia de conformidad y reglamentaciones obligan a las empresas a adaptarse permanentemente para seguir obteniendo resultados y ser competitivas. Esto también afecta a las direcciones jurídicas, al igual que a todas las direcciones funcionales de las empresas, que deben innovar y reorganizar su forma de funcionar para aprovechar las oportunidades y mantener su competitividad.

La innovación en el corazón de la transformación digital de las direcciones jurídicas

 

Las direcciones jurídicas deben hacer frente a nuevos desafíos vinculados a la transformación digital. En primer lugar, su ámbito de intervención se ha ampliado en las actividades, dada su mayor participación en la gestión de los riesgos. Asimismo, están obligadas a actuar conforme a un nuevo modelo corporativo. Hoy en día, las entidades flexibles son las que registran un mayor rendimiento. Para ser flexible, también hay que tener una gran capacidad de reacción y saber adaptarse a las distintas exigencias impuestas por el mercado.

En una entrevista concedida al sitio «Village de la Justice», Karina Messaoudi, directora de operaciones de Société Générale, declaró que «una dirección jurídica innovadora es una dirección jurídica que aprovecha las competencias y especialidades de cada uno de sus juristas con vistas a incrementar su valor. También es una dirección que mira hacia el futuro y domina las herramientas y los métodos de trabajo más modernos, situando el componente humano en el centro de la necesidad».

Las herramientas digitales: ¿una fuente de nuevas oportunidades?

Hoy en día, los dirigentes están obligados a fomentar la innovación mediante proyectos de transformación de las direcciones jurídicas. El objetivo es adaptar a la empresa y a sus trabajadores a ese nuevo contexto. Con el fin de desarrollar esa política de cambio, es necesario implementar un programa de gobierno para optimizar y simplificar la productividad de las personas afectadas. El tiempo ganado, nada despreciable, les permite además centrarse en los asuntos más complejos que generan mayor valor.

Asimismo, los programas de gobierno corporativo permiten obtener una visión del grupo y sus filiales en su conjunto gracias a la reunión y tratamiento de una cantidad considerable de datos. Estos paquetes de programas reducen de forma significativa los riesgos de que se produzcan errores humanos. Los gráficos, cartografías y organigramas que generan aportan una fotografía de la empresa en un instante concreto y constituyen auténticas herramientas para el proceso de toma de decisiones. Estas herramientas optimizan la gestión y mejoran las relaciones entre los servicios de la empresa gracias a un sistema de gestión del conocimiento. Dicha gestión del conocimiento o knowledge management permite transformar un simple dato en una información de gran valor que puede utilizarse en diferentes niveles. No obstante, resulta primordial hallar el justo equilibrio entre la difusión de la información y la seguridad de los datos jurídicos sensibles. Por eso, los paquetes de programas son una excelente solución para ese problema, al simplificar la gestión, el seguimiento de los poderes y la configuración de los accesos.

Una fase de digitalización importante

Es fundamental que los dirigentes aborden la cuestión de la transición digital lo antes posible. Poco a poco, se va haciendo cada vez mayor la distancia entre las entidades históricas que se empeñan en conservar un modo de funcionamiento anticuado y las que han integrado los retos vinculados a las tecnologías digitales y ya han aplicado las medidas necesarias. Esa es la razón por la que lo ideal es emprender la transición digital cuanto antes. La transición digital crea una ventaja competitiva consecuente y, para llevar a cabo ese cambio en las mejores condiciones, es importante contar con las personas adecuadas y equiparse con soluciones de calidad.

DiliTrust apoya esas innovaciones y ya ha equipado a un gran número de direcciones jurídicas con soluciones para el gobierno corporativo y para compartir de forma segura datos sensibles y confidenciales. Una de esas soluciones es DiliTrust Governance, que ofrece a las direcciones jurídicas la posibilidad de disfrutar de una visión centralizada de todas las actividades jurídicas dentro del grupo, garantizar su actualización, comprobar su coherencia y conformidad y disfrutar de una trazabilidad total, lo que abarca el derecho de sociedades y, más ampliamente, el de la gestión de los poderes y delegaciones, los contratos, los litigios, el patrimonio inmobiliario y la propiedad intelectual.