" " La disrupción digital del sector legal: la transformación llega a todas las direcciones jurídicas - DiliTrust

La disrupción digital del sector legal: la transformación llega a todas las direcciones jurídicas

¿Cómo pueden aplicar mejor la tecnología los profesionales jurídicos con vistas a incrementar sus servicios en 2019?

Durante mucho tiempo, las direcciones jurídicas han sido vistas como viejos dinosaurios incapaces de cambiar. Sin embargo, la integración continua de las nuevas tecnologías legales que analizan rigurosamente los datos y optimizan el rendimiento convierten ese cambio en algo inevitable. ¿Cómo pueden las direcciones jurídicas aprovechar la tecnología para mejorar la gestión de los costes y la eficacia operativa?

La disrupción digital del sector legal: la transformación llega a todas las direcciones jurídicas

 EL CAMBIO ESTÁ EN EL AIRE 

La tecnología es un pilar fundamental con el que los despachos de abogados deben lidiar para resistir. Hoy, las entidades de todos los tamaños deben adaptarse, pues en caso contrario corren el riesgo de desaparecer. Según los datos de las notas de Forrester, en 2019, el 25 % de las empresas frenará por completo sus esfuerzos digitales y perderá cuotas de mercado.

Según los expertos del campo jurídico, más que nunca, en 2019 el sector está preparado para una transformación digital. La rentabilidad del periodo posterior a la recesión ha creado en las empresas lo que parece ser una falsa sensación de seguridad. La encuesta de Altman Weil de 2018, realizada entre más de 800 despachos de abogados estadounidenses, ha señalado que los datos muestran que los bufetes de mediano tamaño son reacios al cambio y se encuentran cómodos centrados en una estrategia a corto plazo. Un «69 % de los socios de los despachos de abogados encuestados muestran reticencias frente a la mayoría de las acciones de cambio».

Sin embargo, esta perspectiva es peligrosa. Se ha producido un claro cambio en la relación entre los despachos de abogados y sus clientes. Los clientes desean trabajar con profesionales que utilicen la tecnología de forma innovadora para generar ahorros. En un reciente artículo del Financial Times, el catedrático de la Escuela de Derecho de Harvard David Wilkins advirtió que «se está reduciendo la cantidad de trabajo por la que los clientes están dispuestos a pagar un suplemento», ya que, cada vez más, los clientes son conscientes de que «una gran parte del trabajo legal es repetitivo y puede uniformizarse».

No obstante, las infinitas posibilidades de determinadas tecnologías son un tema de preocupación para los ejecutivos. Según la encuesta CEO Pulse Survey llevada a cabo por PwC en 2018, «la velocidad del cambio tecnológico» era una preocupación cada vez mayor para el 38 % de los CEO de todo el mundo. Desde la perspectiva del sector legal esta cifra aumenta espectacularmente, ya que el 100 % de los diez principales despachos de abogados del Reino Unido considera que la tecnología será un reto clave para el sector jurídico en los próximos dos años. La inteligencia artificial o IA en su etapa inicial supone tanto una promesa concreta como una amenaza para las direcciones jurídicas. Los avances tecnológicos de la inteligencia artificial «van a transformar profundamente numerosos marcos jurídicos» y, para las organizaciones, los riesgos que conlleva adoptar esa tecnología son muy importantes, especialmente en materia de control de datos, protección y conformidad.

DATOS ACCESIBLES 

El Foro Económico Mundial ha comparado los datos al «oxígeno que alimenta el fuego de la Cuarta Revolución Industrial». Sin embargo, hacer frente a las auténticas masas de expedientes, documentos y acuerdos de confidencialidad es un proceso que requiere tiempo. Es más, según la Harvard Business Review, «menos del 1 % de los datos no estructurados se analiza o utiliza de alguna forma». Cuál es la forma de utilizar mejor las masas de datos que fluyen desde y hacia los servicios jurídicos es la pregunta que los profesionales del sector se deberían estar planteando en la era de la disrupción digital.

DiliTrust Governance es una plataforma legal colaborativa creada para optimizar, centralizar y organizar todas las actividades legales de las direcciones jurídicas, inluidos los datos sensibles de trabajo y archivados. Esta solución, diseñada para las direcciones jurídicas de mediano y gran tamaño, ofrece a los usuarios una visibilidad total de sus actividades legales en todos los ámbitos, como el derecho de sociedades, la gestión de poderes y delegaciones, los contratos, los litigios, el patrimonio inmobiliario y la propiedad intelectual. Los juristas disfrutarán del sistema de flujos de trabajo, de herramientas colaborativas fáciles de usar para los proyectos interdepartamentales, y de las actualizaciones automatizadas en tiempo real para contar con una nueva perspectiva en cada uso. La herramienta puede utilizarse con cualquier navegador web, por lo que los usuarios podrán acceder a la información en cualquier momento y lugar.

Los resultados de una estrategia de datos más precisa y coherente sugieren enormes ganancias operativas y financieras. Forrester, grupo de consultoría especializada en el análisis e investigación de los datos, ha descubierto que «un incremento en la accesibilidad de los datos de tan solo un 10 % generaría más de 65 millones de dólares de ingresos netos adicionales para una empresa típica de la lista Fortune 1000».

ACELERAR EL RENDIMIENTO 

La encuesta anual Law Department Survey de HBR Consulting de 2018 ha mostrado que el 81 % de las direcciones jurídicas encuestadas espera que sus necesidades legales sigan ampliándose durante el próximo año, especialmente en las áreas de contratos comerciales, cumplimiento normativo y fusiones y adquisiciones.

Póngase en contacto hoy mismo con un miembro de nuestro equipo para obtener una demostración gratuita y descubrir cómo DiliTrust Governance puede ayudar a su dirección jurídica.