Digital Services Act (DSA) y Digital Market Act (DMA): ¿qué podemos esperarnos?

Las leyes Digital Services Act (DSA) y Digital Market Act (DMA) deben entrar en vigor a principios de 2022. Veamos un análisis detallado sobre estos reglamentos de regulación digital europea.

Digital Services Act (DSA) y Digital Market Act (DMA): ¿qué podemos esperarnos?

DIGITAL SERVICES ACT Y DIGITAL MARKET ACT: ¿QUÉ PODEMOS ESPERARNOS?

El 15 de diciembre de 2020, la Comisión Europea desveló las nuevas reglas que resultarán de aplicación al espacio digital. Se trata de la DSA (Digital Services Act) y de la DMA (Digital Markets Act). Estos dos reglamentos tienen por objetivo controlar el mercado digital reconduciendo el riesgo de abuso por parte de las grandes empresas de tecnología. Deberían entrar en vigor a partir de principios de 2022. ¿Qué podemos esperarnos? La respuesta, en este artículo.

LA DIGITAL SERVICES ACT Y LA DIGITAL MARKET ACT: DEFINICIONES Y ORÍGENES

La DSA y la DMA son dos nuevos proyectos destinados a aportar una regulación en el universo digital, para frenar a ciertos gigantes del mundo digital. Esta ambición se inscribe dentro de un contexto actual marcado por el todo digital donde ciertas empresas muchas veces encuentran muchas dificultades a la hora de hacerse un hueco.

Europa desea así regular el ecosistema del mundo digital. Todo ello a fin de garantizar a los usuarios una mayor seguridad en línea, puesto que son ellos quienes suelen tener que hacer frente a numerosos abusos que quedan impunes. Estos reglamentos tienen por objetivo poner en manos de los grandes actores del mundo digital una responsabilidad respecto a todo lo que se canaliza a través de sus plataformas.

Distinguimos la DMA de la DSA:

  • La DMA o Digital Market Act, es un reglamento que permite detectar a los principales actores del universo de la “tech”. El sistema de regulación se basa en un mecanismo de obligaciones graduales. La DMA afecta principalmente a las plataformas masivas de las redes sociales, motores de búsqueda y publicidad digital. Es el caso de los “GAFAM”, con Google, Amazon o Facebook a la cabeza. Los principales actores del universo de la “tech” deberán por tanto adaptarse a exigencias suplementarias.
  • La DSA o la Digital Services Act, sirve para designar un reglamento importante para la regulación de los gigantes digitales. Su interés principal es el de responsabilizar a las plataformas digitales en cuanto a los riesgos para los usuarios en relación con la producción de contenidos peligrosos y de comercialización de productos ilícitos y falsificados.

A través de este sesgo, las entidades europeas buscan enmarcar más intensamente el mundo digital, el cual suele escapar a las legislaciones en vigor. Muchos políticos europeos desean que sus socios europeos se movilicen en favor de la instauración de estos proyectos, lo cual permitirá que estos dos reglamentos se publiquen a principios del 2022.

COMPARATIVA DSA&DMA VS RGPD&ESCUDO DE PRIVACIDAD

La DSA y la DMA se perfilan dentro del respeto al RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y al Privacy Shield (Escudo de Privacidad).

En 2020, las empresas españolas fueron sancionadas con 8 millones de euros por no respetar las obligaciones del RGPD, según un estudio publicado por Finbold, un medio británico. España ocupa la quinta posición en la clasificación de los países más sancionados.

Otro dato importante, la invalidación del Escudo de Privacidad en 2021. En efecto, el acuerdo que enmarca las transferencias de informaciones entre los Estados Unidos y Europa desde 2016 se ha puesto en tela de juicio. Esto afecta a más de 5.300 empresas en total, desde las PYMES hasta los siguientes grupos. Hoy este acuerdo plantea una cuestión, principalmente en materia de exportación de datos. Esta situación obliga a cada autor a posicionarse de forma diferente y a revisar su estrategia de enfoque.

En relación con la DMA y la DSA, estos reglamentos prevén que se impongan sanciones para aquellas plataformas que no respeten las obligaciones establecidas. Una de las sanciones es una multa que podría llegar hasta el 10 % del volumen de negocio mundial anual. La Comisión Europea prevé ordenar la escisión de actividades específicas de las sociedades en caso de reincidencia.

DSA Y DMA: ¿ESTÁN RELACIONADAS CON LOS EDITORES DE PROGRAMAS?

¿Están relacionadas con los editores de programas la DSA y la DMA, siquiera ligeramente?  La Digital Markets Act (DMA) introduce varias obligaciones importantes en su cuerpo normativo. Entre estas obligaciones, destaca la obligación por parte del controlador de acceso de proponer a las empresas que realicen publicidad en la plataforma que utilicen herramientas para medir los rendimientos.

Estas empresas deben tener asimismo a los datos importantes para permitir que los editores de programas y los profesionales de la publicidad realicen sus comprobaciones. Estas se realizan de forma independiente en relación con las publicidades que están albergadas por el controlador de acceso.

PUNTOS CLAVE QUE SE DEBEN RECORDAR Y PRÓXIMAS ETAPAS

El hecho de regular de este modo el espacio digital europeo permite sobre todo responsabilizar a los grandes actores digitales en relación con los múltiples abusos.

Estas reglas no tienen lugar de forma aislada, sino que deben combinarse con las libertades de cada uno. En concreto, con la libertad de expresión y con el ejercicio de los derechos online de cada persona.

En todo caso, el uso de las tecnologías digitales es una tendencia que se mantiene en el tiempo y que constituye un gran reto para las empresas. Las interacciones virtuales deben enmarcarse de la mejor manera posible a fin de proteger la salud mental y la vida privada de todos. A día de hoy, las empresas están digitalizadas y se encuentran alineadas con las dificultades del día a día en relación con la crisis del Covid-19, que no deja de crear remolinos. Así, la DSA y la DMA permiten enfrentarse a nuevos riesgos, en concreto, en relación con contenidos ilegales.