Buen Gobierno Corporativo: 4 principios fundamentales

Los beneficios de practicar un buen gobierno son inestimables. Las organizaciones que se esfuerzan por alcanzar el éxito y mantenerse al margen de los problemas legales y de cumplimiento, deben ser diligentes en sus prácticas de gobierno.

Aunque las mejores prácticas de gobierno pueden variar en función de los contextos y las complejidades locales, existen principios básicos que las organizaciones y los consejos de administración deberían seguir.

Establecido por primera vez en 1992 por el comité Cadbury, el Código de Gobierno Corporativo del Reino Unido fue una forma de garantizar la integridad y la transparencia de las organizaciones locales. Desde entonces, se ha ampliado y desarrollado hasta convertirse en lo que es hoy, y el ajuste más reciente se produjo en 2018. Aunque el código de gobierno del Reino Unido se estableció específicamente para el Reino Unido, sirve como una base significativa para la gobernanza en todo el mundo, con muchos países que modelan sus normas de gobierno en torno a él.

Buen Gobierno Corporativo

Principio de Gobernanza #1: Liderazgo

La buena gobernanza empieza desde arriba: no puede existir sin un liderazgo eficaz detrás.

Sin un liderazgo sólido, las empresas se exponen al fracaso. Un liderazgo justo y reflexivo es clave para las organizaciones que quieren construir una base sólida para 2022. Un buen liderazgo puede adoptar muchas formas y estilos en función de la situación, el contexto y la cultura local. Sin embargo, hay algunas cualidades que todos los buenos líderes tienen en común.

Un liderazgo sólido implica predicar con el ejemplo. La transparencia es también un factor crítico en el buen gobierno del liderazgo. Sin un liderazgo significativo, las organizaciones tienen muy pocas posibilidades de mantener las prácticas de buen gobierno a largo plazo.

Principio de Gobernanza #2: Efectividad

Una junta directiva ineficaz no podrá mantener su organización en buen estado. Con tantas partes en movimiento, la junta directiva necesita mantener un medio fluido y sin fisuras para comunicarse, documentar las decisiones y avanzar como equipo. Sin esto, la organización carecerá de visión y será más propensa a cometer errores.

Un consejo eficiente y bien engrasado requiere mucho trabajo y coordinación. Los consejos de administración eficaces son capaces de comprender plenamente los retos que tienen ante sí y de dotarse de las herramientas adecuadas para superarlos, aunque a veces parezca un territorio desconocido. Los consejos eficientes pierden menos tiempo y son capaces de alcanzar sus objetivos con relativa facilidad. En 2022, la tecnología desempeñará un papel más importante que nunca en la productividad de los consejos. Dado que los modelos de trabajo híbridos y remotos se están convirtiendo en la nueva norma, los consejos de administración necesitan un medio seguro y fácil de usar para comunicarse y compartir información y documentación confidencial.

Principio de Gobernanza #3: Responsabilidad

A menos que los principales responsables de la toma de decisiones asuman la plena responsabilidad de sus acciones, el buen gobierno es increíblemente difícil, si no imposible, de mantener. La rendición de cuentas es un factor crítico en el mantenimiento de la gobernanza, ya que implica la integridad y la honestidad de los más altos niveles de gestión.

Pearse Trust ilustra que un consejo de administración responsable debe cumplir con lo siguiente:

  • El consejo debe presentar una evaluación equilibrada y comprensible de la situación y las perspectivas de la empresa;
  • El consejo es responsable de determinar la naturaleza y el alcance de los riesgos significativos que está dispuesto a asumir;
  • Que el consejo de administración establezca mecanismos formales y transparentes para la elaboración de informes corporativos y la gestión de riesgos, así como para mantener una relación adecuada con el auditor de cuentas de la sociedad, y
  • El consejo de administración debe comunicar a las partes interesadas, a intervalos regulares, una evaluación justa, equilibrada y comprensible de cómo la empresa está logrando su objetivo empresarial.

Principio Gobernanza #4: Remuneración

Por último, otro elemento de la buena gobernanza es la información clara y transparente sobre las remuneraciones. A menudo el tema de los escándalos públicos, la remuneración puede ser un elemento de gobierno delicado. Las organizaciones deben ser transparentes sobre cómo se gasta su presupuesto, especialmente cuando se trata de la remuneración de los ejecutivos. El trabajo duro debe ser recompensado, pero la correlación entre la remuneración y el trabajo realizado debe ser lo más honesta (y concisa) posible.